Sofía y el misterio del vuelo trasatlántico

Cuento infantil (+10)

Escrito por: Paula Sicard

De la colección: Peripecias Intergalácticas

Valores: Vencer los miedos, confianza, manejo de la incertidumbre.

Ya en la fila para abordar, Sofía se despide de sus padres. Hacen un último chequeo —que ya habían hecho unas 10 veces antes de salir de casa.

—¿Tienes la libreta con las direcciones?

—Sí, mamá.

—¿El dinero, bien guardado?

—Todo en orden, papá. En el bolsillo secreto de mi bolso de mano. También llevo otro poco en el bolsillo con cierre de mi pantalón.

—¿Llevas a Pipo?

—¡Shhhhh! ¡Que sí, mami! —susurra Sofía.

Sofía mira en su bolso. De repente se queda extrañada. No ve a Pipo. Busca rápidamente. Lo encuentra y respira aliviada. Pipo parecía estar “sosteniendo” el pase de abordaje. “¡Qué gracioso!”, piensa, “¿No había puesto a Pipo en otro bolsillo?”. Sofía aprovecha para tomar el pase de abordaje. Su mamá le da un último y apretado abrazo.

—Todo estará bien, hija. Ya eres una niña grande. Estaré hablando con tu tía. Recuerda enviarme un texto apenas llegues…

—”Último llamado a los pasajeros del vuelo transatlántico TS—J508 con destino al aeropuerto de Shannon, Irlanda. Favor abordar inmediatamente por la puerta 25” —suenan los altoparlantes del aeropuerto.

Sofía quiere seguir abrazada a su mamá, pero debe irse. La azafata la espera para acompañarla a abordar.

———————

Sofía se desabrocha el cinturón. Lo piensa mejor y lo vuelve a abrochar. La amable azafata se detiene a su lado:

—¿Todo en orden señorita Sofía? 

La niña esboza una tímida sonrisa. La verdad, no sabe qué responder. Quizás no es correcto decirle a una azafata en pleno vuelo: “¡Quiero bajarme de este avión!”

Solo ese deseo sin sentido pasa por su mente en este momento. Sofía viaja sola por primera vez. Va a bordo de un vuelo transatlántico con dirección a un lejano y desconocido país. 15 largas horas de vuelo le esperan. Recuerda que hace mucho rato miró el reloj. 

“A ver, cuánto tiempo ha pasado… ¡Nooooo! ¿apenas 4 minutos?”. Sigue pensando: “No seas tonta, Sofía. Ni siquiera tiene sentido que estés asustada, ¿Pero, por qué tengo tanto miedo?” 

Sofía respira profundamente para tratar de relajarse. No sirve de nada, sigue pensando tonterías. 

Sus papás la han enviado a practicar inglés durante el verano en la casa de su tía, quien hace tres años se mudó a Europa. Desde entonces no la ve. Sofía recuerda la conversación con su madre el día anterior: 

—Verás que adorarás ese lugar. 

—Mamá, allá solo hay vacas y pasto. ¿Qué voy a hacer para divertirme? Ni el Internet llega bien a su casa. Cada vez que la llamamos es un problema para comunicarse. 

—No te preocupes, hija. No hay que tener todas las respuestas siempre. Te lo prometo, vas a disfrutar mucho. Tu tía se asegurará de que no te sientas aburrida ni un minuto.

La verdad es que Sofía extraña mucho a su tía maga, como le dice de cariño. ¡Cómo recuerda lo que se divertía con sus ocurrencias! Entre sus recuerdos favoritos están las veces que la acompañaba a saltar en los charcos bajo la lluvia. Su mamá se ponía las manos en la cabeza cuando llegaban empapadas a casa. Su tía la convenció una vez de que hace magia. Todavía no ha descubierto sus trucos, pero va con toda la intención de hacerlo ahora. Porque algún truco debe haber para adivinar lo que piensas, o para saber qué has comido en la mañana. O para hacer aparecer un verde y hermoso trébol de cuatro hojas de una simple rama seca… 

¡Si tan solo su tía le hubiese dado un poco más de detalles sobre estas vacaciones! Su gusto por las sorpresas y aventuras está haciendo de este viaje, el más incierto —y, admitamos, aterrador— que jamás haya tenido. 

“¿Y si se cae el avión?” “¿Y si mi tía no me está esperando cuando llegue?” “¿Y si no le entiendo a nadie?, una cosa es estudiar inglés en la escuela y otra es tener que hablarlo con desconocidos.” “¿Y si me pierdo?” —Y si… Y si… Cada pregunta miedosa que Sofía se hace la lleva a otra peor. Cada vez se pone más nerviosa.   

“Quizás Pipo pueda ayudar.” Revisa su bolso de mano. Ahí está Pipo, su despelucado monstruito verde de peluche. Su secreto. Ni loca le diría a sus amigas que aún duerme con él, pero tampoco dejará de hacerlo. “¿Una niña de 11 años (casi 12), durmiendo con un peluche?. Pues sí, ¿y qué?”

“¡Un momento! ¿Pipo se ha cambiado nuevamente de bolsillo?… Creo que estoy volviéndome loca con todos estos miedos.” Sofía desestima la confusión. Solo desea abrazar a Pipo para sentirse mejor. 

—Pipo, qué suerte que no hay nadie en el asiento de al lado —al sacar a Pipo de su bolso, vienen enredados en él los audífonos. 

—Está bien, Pipo. Veamos qué hay para hacer aquí, pues —Sofía se pone los audífonos que Pipo “le ha dado”, lo sienta en la silla vacía a su derecha—. Yo me quedo con la ventana, ¿Ok?

Se resigna y decide tratar de ocupar sus pensamientos en algo más entretenido.   Prende la pantalla frente a su asiento. Lee el menú en voz alta:

—Música, películas, juegos, ruta de vuelo, información de seguridad. Tenemos para pasar el rato, Pipo. Menos mal. 

Voltea a mirar el televisor de la persona en la fila de al lado. Tiene las mismas opciones en el menú… Excepto por un parpadeante y pequeño símbolo rojo en la parte inferior derecha, que se ve en la pantalla de Sofía. Aparece y desaparece intermitentemente. Parece una letra china o japonesa.  

—¿Qué será esto que nos han puesto aquí? —dice, al tiempo que acerca el cursor al símbolo. Por un segundo, cuando el símbolo aparece, se abre un mensaje que dice:

“Aventuras para valientes: Una aventura de otro mundo”

El mensaje desaparece.

—¿Aventuras para valientes? —espera a que el símbolo vuelva a aparecer y nuevamente pasa el cursor para asegurarse de que vio bien. Lee claramente: “Aventuras para valientes”. 

—¿Qué piensas, Pipo? ¿Escogemos estas aventuras? La verdad, no me siento muy valiente hoy… Pero un poco de diversión es lo que nos hace falta —Sofía aprieta los ojos y sin idea de lo que le espera, en un impulso de atrevimiento, hace click en ese extraño y llamativo símbolo. 

Si tan solo lo hubiese pensado un poco más… 

~~~~

~~~

~~

~

¡CONTÁCTANOS PARA OBTENER LA HISTORIA COMPLETA E ILUSTRADA!

https://small-bigtalk.com/contact/