Lucía y el espejo

Cuento infantil (8+)

Escrito por: Paula Sicard

Valores: Amor hacia sí mismo, valorar a los demás, aceptación, liderazgo, felicidad.

En el viejo monasterio de una pequeña y siempre florida villa del Reino de Los Templarios, vive una feliz joven llamada Lucía. Dicen que esta villa es la más hermosa del reino y la gente, la más feliz.

¡El monasterio donde Lucía vive es INMENSO! Se ha convertido en el centro de reuniones de los habitantes de la villa. Todos los días acude gente para estudiar, leer, jugar y hasta a recuperarse de sus enfermedades. Tiene 346 habitaciones pero en él sólo habitan Lucía, Dora, su inseparable nana y Don Simeón, el padre de Lucía, que también es el sanador, sabio y mago de la villa. No hay empleados ni nadie más que ayude en ese lugar. Hay, en cambio, una magia especial que mantiene todas sus habitaciones y salones siempre impecables y la comida fresca y preparada.

¡Se me olvidaba! También hay un espejo. Personaje muy importante en esta historia. Ya sabrás por qué. Claro, no es cualquier espejo. Tiene una magia muy especial, de la cual ni siquiera él mismo sabe.

Lucía es hermosa. ¡Realmente muy hermosa! Muchos de los chicos de la villa sueñan con casarse con ella algún día. Algunos no se atreven a decirlo, pero no son pocos los que esperan con ansias invitarla a bailar en las fiestas de la villa. Ella no piensa en eso. Para ella otras cosas son mucho más importantes. Disfruta de la compañía de sus muchos amigos y tiene siempre tantas cosas en mente para hacer.

Lucía tiene también el don de la magia. Aunque no sabe muy bien cómo usarla, está confiada en que siempre, en el momento en que más la necesite, su magia funcionará.

Una de las cosas que más disfruta es leer y comentar sus lecturas con su amigo el espejo. Hablan largas horas. A veces discuten porque tienen opiniones diferentes, pero siempre se respetan. Dice Lucía que esas discusiones hacen más interesante la conversación.

El espejo, por su parte, está muy complacido de su amistad con ella y atesora con cuidado todos los recuerdos de sus conversaciones. Pocas personas se acercan a él con un interés diferente al de mirarse a sí mismos y encontrar una imagen complaciente. Sólo a Lucía se atreve él, hablar de sus propias opiniones y a veces, a contradecirla. ¡Eso no es propio de un espejo! Claro que él lo hace porque a ella le gusta.

El espejo se pregunta si alguna vez Lucía ha llegado a fijarse siquiera por un momento en su belleza reflejada en él. Él la admira y se emociona cada vez que la ve.

Una tarde, Don Simeón le extiende una especial invitación a Lucía: Cenarán en el comedor real del monasterio, solo ellos dos. Ella se prepara, como siempre que acuden a esa sala, con su más elegante vestido. Lucía adora estos momentos con su papá, quien guarda secretos muy importantes que se convierten en un reto para ella descubrir y la hacen admirarlo cada vez más.

Llegada la hora de la cena, se encuentran en el comedor, Lucía y su adorado padre. Él hace algunos de los trucos de magia favoritos de Lucía y pasan un rato inolvidable. Ya cuando están en el postre, Don Simeón dice sonriente:

―Hija, debo darte una noticia muy importante: Pronto, todo estará dispuesto; habrá llegado mi hora de partir al «Mundo de los Recordados» ―en el reino, cuando llega la hora, las personas se preparan para despedirse y pasar al Mundo de los Recordados. Hacen una fiesta de despedida y se van en una carroza mágica.

Lucía no se lo esperaba. Le cuesta sonreír, aunque es una buena noticia, claro está. Su padre se reunirá nuevamente con su madre, quien lo espera desde hace tanto tiempo.

―Son muchas las obligaciones que deberás cumplir con nuestra gente, ahora que seas la sanadora, en mi lugar ―continúa diciendo Don Simeón. Lucía se está preparando desde muy pequeña para sustituir a su padre en el futuro.

―Pero ―don Simeón continúa hablando―, hay algo muy, muy importante, sobre todas las cosas. Esta es la única instrucción que deseo dejarte: debes encontrar la respuesta a una pregunta. Cuando la encuentres, estoy seguro de que estarás lista para guiar a nuestra gente.

Este será el acertijo más importante que Lucía deberá adivinar en su vida:

~~~~

~~~

~~

~

¡CONTÁCTANOS PARA OBTENER LA HISTORIA COMPLETA E ILUSTRADA!

https://small-bigtalk.com/contact/

2 comentarios en “Lucía y el espejo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s